Alfajores de maicena

El alfajor es una deliciosa receta de postre o dulce que forma parte de la rica gastronomía de varios países hispanoamericanos. Aunque Argentina ha ganado reconocimiento internacional como la cuna de los alfajores, gracias a su exitosa campaña de marketing exterior.

Sin embargo, estos exquisitos bocados son igualmente tradicionales en los recetarios gastronómicos de otros países como Uruguay, México, República Dominicana y Chile. Se sostiene la creencia de que los alfajores hispanoamericanos tienen sus raíces en España, debido a la influencia cultural de las tradiciones árabes en la península ibérica. La palabra «alfajor» se deriva del término árabe «alaju», que significa relleno. ¡Déjate cautivar por esta deliciosa herencia culinaria que une a múltiples culturas en cada bocado!

Hoy compartimos la receta de los clásicos alfajores argentinos, conocidos como alfajores de maicena. Sin embargo, es importante destacar que la preparación puede variar dependiendo del país latinoamericano en el que nos encontremos. Las obleas y los rellenos pueden incluir una amplia gama de ingredientes, desde cremas de frutas, miel, jengibre hasta dulce de leche, bolas de fraile o diversos tubérculos para las masas de las galletas.

Tradicionalmente, los alfajores más populares son los rellenos de dulce de leche y recubiertos con coco rallado. Aunque hemos observado variantes en los rellenos en Argentina, el dulce de leche sigue siendo la opción favorita en mi hogar. Además, su historia y origen son fascinantes, como recientemente hemos explorado en un artículo. La preparación es sencilla, y el resultado es único y delicioso. Son ideales para disfrutar con un buen café o, mejor aún, en una plaza del encantador barrio de Recoleta en Buenos Aires, acompañados de un mate calentito.

Receta de alfajores

Ingredientes

  • 200 g de maicena
  • 150 g de harina de trigo
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear

Instrucciones

  1. En un tazón grande, tamiza la maicena, la harina de trigo y el polvo de hornear. Reserva la mezcla.
  2. En otro tazón, bate la mantequilla con el azúcar glas hasta obtener una mezcla suave y cremosa.
  3. Agrega las yemas de huevo una a una, batiendo bien después de cada adición. Incorpora la esencia de vainilla y mezcla.
  4. Poco a poco, añade la mezcla de maicena, harina y polvo de hornear a la mezcla húmeda. Continúa mezclando hasta obtener una masa homogénea. No mezcles en exceso, solo lo suficiente para combinar los ingredientes.
  5. Forma una bola con la masa, envuélvela en film transparente y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos. Este paso facilitará el manejo de la masa.
  6. Precalienta el horno a 180°C.
  7. Sobre una superficie enharinada, estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 5 mm.
  8. Corta círculos del tamaño deseado para tus alfajores y colócalos en una bandeja para horno, dejando espacio entre ellos.
  9. Hornea durante 10-12 minutos o hasta que los bordes estén ligeramente dorados.
  10. Retira del horno y deja enfriar completamente antes de rellenar con tu elección de dulce de leche, crema, o cualquier otro relleno de tu preferencia.

¡Listo! Ahora tienes una deliciosa masa de alfajores lista para disfrutar.

Algunos consejitos extra

  1. Ingredientes frescos y de calidad: Utiliza ingredientes frescos y de buena calidad para obtener el mejor sabor. Opta por mantequilla de buena calidad y asegúrate de que la maicena y la harina estén frescas.
  2. Mantequilla a temperatura ambiente: Asegúrate de que la mantequilla esté a temperatura ambiente antes de comenzar la preparación. Esto facilitará la mezcla y dará una textura más suave a la masa.
  3. No sobremezclar la masa: Una vez que hayas agregado la maicena, la harina y el polvo de hornear a la mezcla húmeda, mezcla solo lo necesario para combinar los ingredientes. Evita mezclar en exceso para evitar una textura dura en la masa.
  4. Refrigeración de la masa: Deja reposar la masa en el refrigerador durante al menos 30 minutos antes de estirarla. Esto facilitará trabajar con ella y ayudará a que los alfajores mantengan su forma durante el horneado.
  5. Estirado uniforme: Al estirar la masa, asegúrate de que tenga un grosor uniforme para que todos los alfajores se cocinen de manera homogénea.
  6. Corte preciso: Utiliza un cortador de galletas redondo para asegurar que todos los círculos tengan el mismo tamaño, lo que facilitará el emparejamiento de los alfajores después del horneado.
  7. Tiempo y temperatura de horneado: Presta atención al tiempo y temperatura de horneado. Los bordes deben estar ligeramente dorados. No los hornees en exceso para evitar que queden demasiado crujientes.
  8. Deja enfriar completamente: Deja que las galletas se enfríen completamente antes de rellenarlas. Esto evita que el relleno se derrita.
  9. Elección de relleno: Puedes rellenar los alfajores con dulce de leche, chocolate, crema o cualquier relleno de tu elección. Asegúrate de que el relleno tenga la consistencia adecuada para que no se derrame.
  10. Almacenamiento adecuado: Almacena los alfajores en un recipiente hermético para mantener su frescura y sabor. Puedes guardarlos en la nevera si el relleno lo requiere.

¡Esperamos que estos consejos te ayuden a crear unos alfajores de maicena irresistibles!

Déjanos tu comentario si conoces más variaciones, técnicas o trucos útiles para estos deliciosos bocados.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *